Dealers en Puerto Rico y las contribuciones

Ley 72

El 29 de mayo de 2015 se aprobó la Ley 72-2015 la cual enmendó varias secciones del Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 2011 y añadió el Subtítulo DD, titulado “Impuesto al Valor Añadido”. Entre los cambios relacionados al impuesto sobre ventas y uso (“IVU”) efectivos el 1 de julio de 2015 está el aumento a la tasa del IVU aplicable a la porción estatal de dicho impuesto de 6% a 10.5%. La porción municipal de dicho impuesto permanece en 1%, por lo que la tasa total aplicable a la venta y uso de partidas tributables a partir del 1 de julio de 2015 es de 11.5%. A partir del 1 de octubre de 2015, en general, los servicios entre comerciantes (conocido como B2B) y los servicios profesionales designados estarán sujetos a una tasa intermedia introductoria de impuesto sobre venta de 4%.

De acuerdo a una evaluación realizada internamente por varios concesionarios, estos entienden que el impacto neto del IVU pudiera representar un 10% del ingreso neto antes de contribuciones, lo cual es significativo.

48%

Por otro lado, la Ley 40 cambió varios asuntos contributivos a las empresas y los individuos. Antes en las empresas, la tasa contributiva era hasta un 30%, ahora las tasas contributivas pueden llegar a 39% y sería más alto si combinamos esto con la tasa contributiva en los pagos de dividendos, por lo la tasa combinada pudiera ser más de 48%. ¿No parece confiscatoria esta tasa combinada?

Estados Unidos versus Puerto Rico

Un concesionario típico en Estados Unidos (EEUU) refleja un ingreso neto antes de contribuciones de un 2.2% (según el informe publicado por NADA DATA 2014), pero ahora bien, ¿cuál sería el ingreso típico de un concesionario en Puerto Rico (PR)? Desafortunadamente, en PR no se recopila públicamente tal información. La Asociación de Distribuidores de Automóviles de Puerto Rico (P.R.A.D.A.). Inc. se ha dado a la tarea de recopilar y analizar información sobre la industria de concesionarios de autos en Puerto Rico, con el propósito principal de conocer los asuntos financieros y otros factores de interés que nos pudieran ayudar a medir nuestros negocios, y atender nuestras necesidades.

De todos es conocido que los costos operacionales en PR son superiores a EEUU. Con sólo con un botón basta, pensemos en los costos de las utilidades (electricidad y agua) para reconocer que los costos en PR son superiores a EEUU. Por consiguiente, podríamos concluir que la rentabilidad en PR de un concesionario sería menor.

Aportaciones

 Ya la industria automotriz aporta significativamente a las arcas de Hacienda, la partida de arbitrios es un renglón importantísimo. Es esta misma partida la que principalmente hace que un auto en Puerto Rico sea más costoso que en EEUU.

Un auto familiar en EEUU se podría conseguir en digamos $25,000 pero el mismo posiblemente esté cercano a $30,000 en PR. Que un auto sea más costoso, afecta el pago de CRIM, patente, intereses y otros.

Otras aportaciones de la industria incluyen patente municipal, CRIM, marbetes, empleos y es el motor para los otros socios de negocios (que incluyen banca, seguros, entre otros).

ad2

Leave a Reply