Pompeo 101

Para mis colegas que no son Puertorriqueños, “pompeo” es una jerga que comúnmente se utiliza en la Isla para referirse a algo que nos motiva, que nos inspira, que enciende en nosotros el deseo de comenzar, seguir adelante o volver a empezar.

Por lo tanto, estar “pompeao” es algo que nos eleva a un nivel más arriba del cual estamos. Y como es de esperarse, desde ese nivel se puede confrontar lo que sea, más fácilmente.

Cuando en los adiestramientos me preguntan cuál es la pieza más importante de los procesos; a pesar que todas las piezas del proceso son importantes, yo siempre les digo que la pieza más importante del proceso eres TÚ.

Si, tú. El que acaba de empezar en este negocio y el que lleva tiempo. El que tiene experiencia y el que no. El que sabe y el que no sabe tanto. Y en ellos es que me concentro para que entiendan que para alcanzar el éxito, más que de conocimiento, depende de la actitud.

No quisiera ponerme muy esotérico, pero tú y yo sabemos que no podemos controlar todos los eventos que ocurren a nuestro alrededor, pero lo que si podemos controlar es lo que cada uno de esos eventos nos hace sentir y es allí donde estar o no “pompeao” juega un papel importante (ahora mas que nunca).

Para mí, estimado colega, estar “Pompeao” es la mejor actitud y más allá de los conocimientos, es lo mejor que humildemente te puedo ayudar a conseguir.

Pude haber titulado este escrito “pompeo 102” o “pompeo 103” o inclusive “pompeo 104”, pero la razón por la que no lo hice,  es porque no importa en qué nivel de tu carrera te encuentres, las soluciones las encontrarás siempre volviendo a los principios básicos (“pompeo 101”).

Te deseo el más grande de los éxitos.

PD. Ejercicio de hoy: pregúntate si “pompeao” venderías más carros.

ad2

Leave a Reply